Principal » Hombres » Las mejores lamidas gay en el sexo entre hombres

Las mejores lamidas gay en el sexo entre hombres

Las mejores lamidas gay en el sexo entre hombres

¿Cansado ya de tanto coito que te apetece correrte a través de otras técnicas? En este post te mostramos las mejores lamidas gay. 5 opciones que te ayudarán a variar tu rutina sexual para que te eyacules a través de nuevas sensaciones.

¡No te las pierdas!

Las 5 zonas erógenas para hacer lamidas gay


 

#01. Lamida de polla, huevos y ano

Comenzamos por las zonas más comunes que solemos lamer cuando estamos cachondos: el sexo oral en los genitales. Los huevos y la polla. Garganta profunda y lametones en los testículos. Caricias. El beso negro o annilingus. ¿Qué es lo que más te pone?

#02. Lamida de pezones

Hay personas que se corren al más mínimo toque de pezón. Se trata de una de las zonas erógenas más recurrentes en el sexo gay… Y hetero. Los pezones poseen una gran cantidad de terminaciones nerviosas que elevan la líbido sexual hasta puntos insospechados. Por ello, comerlos con ganas, pellizcarlos y mordisquearlos son prácticas que se repiten en cada follada gay. ¡Cúrrate los pezones de tu chico!

#03. Lamida de cuello y nuca

El cuello y la nuca son dos clásicos, pero hay que saber comerlos. Cuando nos ponemos cachondos, elevamos el ritmo de nuestra respiración. Los oídos, al quedar cerca, se nutren de esos alientos que, combinados con los besos y lengüetazos en cuello y nuca, ponen muy cachondos. Dile a tu chico que te coma esta zona mientras te está follando el culete. Asegúrate que te abraza fuertemente; que te hace su prisionero y que no te deja escapar. Te correrás con más gusto que nunca.

#04. Lamida de sobaco

La axila es, quizás, uno de las zonas erógenas más desconocidas y rechazadas. Sin embargo, yo no comprendo bien el porqué. Personalmente, se trata de una de las partes del cuerpo que más cachondo me pone que me coman. Más, incluso, que la polla o los huevos. La única precaución que suelo adoptar es haber recortado los pelillos previamente. El olor a macho y a sudor gusta. Y me encanta que me pasen la lengua por ahí, por los sobacos y agarrar la nuca de mi chico mientras lo está haciendo. ¡No sabéis cómo disfruto!

#05. Lamida de pies

Los pies forman, en sí mismos, un auténtico fetiche para muchos hombres gay. De hecho, los tacones, los calcetines o las zapatillas deportivas son elementos que pueden acrecentar el placer visual a la hora de mantener relaciones. Arráncaselos de mordisco y cuando estés en el punto álgido de tu excitación, comienza a lamerle dedito a dedito de los pies. Plántale un lametón en la planta de su pie. Verás cómo disfruta.

¡ENTRA EN CAM4 Y MIRA EL MEJOR PORNO GAY CASERO GRATIS!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>